miércoles, 1 de abril de 2009

Voy a intentarlo una vez más

Incontables son los años de mi infancia en los que se repitió la siguiente secuencia:
Mamá compra labial de manteca de cacao, lo descubro, lo analizo, lo huelo...
mi olfato manda la señal de: "chocolate blanco!!!"
Cerebro dice:"comámoslo!!"
Mamá (que ya descubrió mi plan) dice : es manteca de cacao, no es chocolate.
Cerebro dice: no quiere que lo comas por que estás gorda!!! es una mala!!
Mamá dice: no-te-va-a-gustar-no-es-chocolate!
Cerebro dice: SIIII nos va a gustar, ella no sabe nada! esperemos que se vaya y el botín es nuestro.
Mamá se va, secuestro la manteca de cacao, me escondo, la saco del bolsillo, quito la tapa y la giro... ayyy que delicia, salia el "chocolate blanco" girando gracilmente como bailando feliz y gustoso por el placer que le iba a dar a mi paladar.
Ok...La manteca de cacao sabe a rayos, y te deja la boca inutilizada por un buen rato, pero eso no me detuvo, año tras año ese maldito olor me engañaba, mamá lo solucionó rápido compró dos labiales hasta que aprendí.
Hoy unos 20 años después recordé ese episodio.Después de cenar quería algo dulce..."pucha madre" no hay nada ... nada... saaaaaalvo el tarro de "dulce de leche de soja" que se ve tan bien como el uno de dulce de leche de dulce de leche, saqué el frasco de la heladera, la cucharita del cajón y haciendo memoria "gustativa" me dije: bien , si como tan solo una cuarta parte de ésta cucharita y no miro el frasco quizá sepa mejor que las otras dos veces que no me gustó. Obviamente no fue así ,me prometí no hacerlo más. Sabe a Guacala y lo único que quita el sabor horriespantoso que deja es un buen mate ... lo bueno es que al igual que la manteca de cacao me pasma las papilas gustativas y no quiero comer nada por un buen rato, de esa manera solucioné el problema de querer comer algo dulce y no haya nada de nada.
Lo que no logro solucionar es el temita ese de empecinarme en comer una y otra vez cosas que positivamente se que NO me gustan solo por que creo que ésta vez será diferente , ésta vez si me va a gustar.

6 comentarios:

N. de la A. dijo...

jajaja parece Gollum!
No probaste con los labiales de cereza y demás? Saben mejor que la manteca de cacao ;)

Mariann dijo...

La manteca de cacao sabe a rayos,


a rayos? pero quien hizo la traducción? algun latinoamericano?

Oceano dijo...

A mi me pasa exactamente lo mismo con las mujeres... no las tengo que probar por que empachan, y ahi no mas... zacate!...

No hay remedio, para ciertos gustos, lo mejor, es atender a las seducciones...

buen provecho!.

Guadaesunserextraño dijo...

JAJAJAA me adhiero! a mi me pasaba igual!
Me pasa cuando enciendo un sahumerio de vainilla..obvio que no me como el sahumerio...pero me lo comería!

Tuky dijo...

"no logro solucionar es el temita ese de empecinarme en comer una y otra vez cosas que positivamente se que NO me gustan solo por que creo que ésta vez será diferente"

OIGA!!! ¿QUIEN LE DIO EL DERECHO DE HABLAR DE MIS PROBLEMAS AFECTIVOS???!!

MariaN dijo...

N. DE LA A. : ESOS LOS DESCUBRI DE GRANDE,PERO DEBO RECONOCER Q SI ME SENTI TENTADA A DARLE UN MORDISCO, Y TAMBIEN ERA ASI TAL CUAL EL GOLLUM JE JE.

MARIANN: EHHHH SOY LATINOAMERICANA Y TERCERMUNDISTA...VOS TAMBIEN, ACEPTALO Y YA!

OCEANO: EMPACHATE TODO LO Q QUIERAS, DEPUES TE TIRO EL CUERITO.

GUADA: COMERTE EL SAHUMERIO , NO VA , PERO QUIZA PUEDAS FUMARTELO, ES UNA OPCION.

TUKY: DESPUES Q LO PUBLIQUE REPARE EN ESO, PARECE UN POST DE UNA POOOBRE NIÑA Q NO LOGRA SALIR DE SU CIRCULO VICIOSO...AL FIN Y AL CABO AUN Q HABLE DE ALIMENTOS ESO ES, O NO?